(CNN) — El funeral público de Lisa Marie Presley se realizará en Graceland.

La cantautora murió la semana pasada luego de que la hospitalizaran por un aparente paro cardíaco. Tenía 54 años.

Un comunicado en el sitio web de Graceland informó que servicio conmemorativo estará abierto al público y será el 22 de enero a las 9 a.m., en el jardín delantero de Graceland Mansion en Memphis, Tennessee.

“En lugar de flores, la familia alienta a quienes deseen enviar algo a hacerlo como donación a The Elvis Presley Charitable Foundation”, se lee en un aviso del sitio.

La Fundación benéfica Elvis Presley apoya las artes, la educación y los esfuerzos en nombre de los niños en el área de Memphis.

Elvis Presley compró la propiedad en 1957 cuando tenía solo 22 años.

El rey del rock and roll murió de un paro cardíaco en la mansión en 1977 y está enterrado en los terrenos de Graceland, que ahora es un museo y una atracción turística popular. Lisa Marie Presley también será enterrada allí, junto a su hijo Benjamin Keough, quien se suicidó en 2020 a la edad de 27 años.

La propiedad de Graceland se mantuvo bajo un fideicomiso para Lisa Marie Presley, la única hija de Elvis y Priscilla Presley, hasta que cumplió 25 años.

“Lisa Marie Presley se involucró más estrechamente con el equipo de administración de The Elvis Presley Trust y su entidad comercial, Elvis Presley Enterprises, Inc. (EPE), de la cual fue propietaria y presidenta de la junta hasta febrero de 2005, cuando vendió un importante interés en la empresa”, según el sitio web de Graceland.

Durante el fin de semana, el experto David Kessler compartió una foto de él y Presley en su cuenta verificada de Instagram y escribió que ella le había pedido que la acompañara a Memphis para celebrar el cumpleaños número 88 de su difunto padre días antes de su muerte.

“Tenía innumerables invitaciones para el fin de semana, pero para ella, solo había tres importantes: estar en la celebración del cumpleaños de su padre, pasar tiempo en la tumba de su hijo y de su padre después de que los tours salieran de Graceland, y reunirse con una madre recientemente afligida”, escribió Kessler.

Presley participó activamente en ayudar a otros a lidiar con su dolor, escribió, incluida la organización conjunta que tenían de grupos de duelo para otros padres en la misma situación.

Kessler escribió que el tiempo que visitaron Graceland fue «muy divertido y ella era optimista» y que «Graceland era su lugar feliz y los empleados que la conocían compartieron que se veía mucho mejor».

“Parecía más en paz y estaba tan orgullosa de la película de Elvis. El sábado por la noche nos sentamos en las tumbas de su padre y su hijo”, escribió. “Hablamos sobre la angustia con la que creció y la devastación más reciente de la muerte de su hijo. Ella me mostró dónde la enterrarían algún día. Le dije dentro de mucho tiempo… y ella dijo que sí, que tengo mucho que hacer”.

A Presley le sobreviven sus tres hijas, la actriz Riley Keough y las gemelas Finley y Harper Lockwood. Un representante de Graceland confirmó a la revista People que heredarán la propiedad.





Source link